Colombia está en plena jornada del día sin IVA, que se celebra este 28 de octubre. Aunque la expectativa del Gobierno y de los comerciantes es que la fecha dinamice el comercio, no todo es color de rosa en términos tributarios, y algunos expertos han presentado reparos sobre su impacto real.

“Como todo, tiene pros y contras. En el momento de la pandemia los días sin IVA cumplieron un papel importante, porque ayudaron a evacuar inventarios tras el súbito freno de la demanda. Pero más allá de los posibles beneficios y su conveniencia en una crisis tan peculiar como la pandemia, creemos que ese tipo de medidas prolonga el espíritu de excepcionalidad que impera en las normas tributarias colombianas, que es uno de sus grandes problemas”, explicó Jesús Botero, investigador y docente de la Universidad Eafit y coordinador del grupo de Coyuntura Económica.

Botero aseguró que en lugar de excepciones y exclusiones se debería dar paso a sistemas simples y eficientes que cumplan su función de recaudo. Aunque criticó que estas fechas generan reducciones en el ingreso del gobierno vía caída de ingresos impositivo, lo que puede aumentar el déficit fiscal, reconoció también que se reactiva la economía vía demanda, pues genera un shock positivo para el sector comercio. Y que tiene un efecto positivo en el mercado laboral, por la posibilidad de que se generen empleos transitorios.

Una posición similar la tiene Jorge Espitia, profesor de la Universidad Nacional e investigador del Centro de Pensamiento de Política Fiscal.

“El consumo es supremamente importante, cerca de 70% del PIB es consumo por parte de los hogares, la pregunta es hasta donde este tipo de bienes impactan el crecimiento económico y en qué proporción. Lo que llama la atención es que se le quita el IVA a los bienes importados, porque buena parte de lo que los consumidores están comprando, de acuerdo con lo que se vio en los días sin IVA anteriores, computadores, celulares y televisores”, cuestionó el experto.

Espitia también recalcó que “el Gobierno está renunciando a un recaudo determinado. El sistema tributario nuestro prefiere las exenciones fiscales y los beneficios en lugar de hacer intervenciones directas. Y en el caso colombiano tenemos cerca de 250 beneficios fiscales que no tienen ningún tipo de evaluación”.

A su vez, Luis Carlos Reyes, director del Observatorio Fiscal de la Universidad Javeriana, aseguró que “se están mandando mensajes erróneos en cultura tributaria a los contribuyentes”. Para el analista, mientras que el gobierno argumentó la necesidad de un recaudo adicional y tramitó una reforma tributaria, y aprobó medidas como esta y la normalización tributaria, que según el director del Observatorio Fiscal, “es en realidad un sistema paralelo” ya que favorece a los grandes contribuyentes.

“Hablamos que, si la necesidad era el recaudo adicional se debería mantener el respeto de las normas y el espíritu de la ley en todos los niveles”, criticó Reyes al respecto.

Leopoldo Fergusson, director del Centro de Estudios sobre Desarrollo Económico (Cede) de los Andes y docente de la facultad de Economía, aseguró que el día sin IVA “no es una medida que tienda a ayudar a quien más lo necesita o que sea favorable para los hogares más pobres, porque normalmente quienes pueden aprovechar una ocasión para comprar un montón de productos en un solo día son quienes tienen la liquidez para hacerlo, hogares de mayores ingresos, que compran con medios electrónicos o que se pueden endeudar”.

El docente sostuvo que el Estado tiene que priorizar sus recursos y, en un momento como este, “no parece inteligente no dirigirlos a quien más los necesita” y comentó que estas jornadas sacrifican recursos tributarios útiles.

“Además, no es claro que impulse la demanda agregada: hay estimaciones para otros países y también para Colombia, que se pueden mirar con datos de consumo por tarjeta de crédito, que lo que sugieren es que la persona reasigna las compras, no compra más”, dijo Fergusson.

El economista sostuvo también que “es una señal mala para la cultura tributaria en un país donde la cultura tributaria es malísima, no es una manera de consolidar la idea de que uno paga impuestos con gusto, sino que hay como un premio de que no tenemos que pagar impuestos en ciertos días”.

PRODUCTOS ESTRELLA 

Durante las jornadas de día sin IVA, que se llevarán a cabo el 28 de octubre, el 19 de noviembre y el 3 de diciembre, son seis las categorías de productos que estarán libres del impuesto.

Entre estas categorías está el vestuarios y sus complementos; los electrodomésticos, computadores y equipos de telecomunicaciones; implementos deportivos; juguetes y juegos; útiles escolares; así como los bienes e insumos para el sector agropecuario.

Además, los consumidores podrán realizar sus pagos con efectivo, no solo por medio de tarjetas débito y crédito, y para que se realice la exención es necesario la emisión de factura electrónica por los comercios.

Fuente: portafolio.co